!ATENCIÓN! CON – SENTIDOS

¿Qué sientes ahora mismo? ¿Te has preguntado hoy esto? ¿Te has dado el placer, como yo, de sentir cada una de las personas, animales, flores, comida, música, clima, objetos, lecturas, vídeos…te has dado ese gusto y ese lujo de S E N T I R tooooodo lo que está alrededor tuyo? !Para! Solo te pido el favor que me regales y te regales estos minutos para sentir mi post. !Así es! Quiero que disfrutes este placer de estar leyéndome y sintiéndome al mismo tiempo. Utiliza esos 5, 4, 3, 2, o 1 de los sentidos que tienes para hacer de éste momento de lectura, un instante único de atención plena en ti y en mi. ¿Quieres ir por un café o un vino (blanco), y acompañarme en esta lectura con – sentido? Tomate tu tiempo…te espero para sentir…

Luego de haberte confesado y recomendado en mis 24 horas de Mindfulness, el mirarte en un espejo mínimo una vez al día para subir ese autoestima y sentirte tan increíble como yo, ¿te diste cuenta de lo que tienes? (No estoy hablando del cuerpazo que te mandas…), te diste cuenta que tienes ¿Ojos para ver?, ¿Oídos para escuchar?, ¿Nariz para oler?, ¿Boca para degustar? y ¿Manos y Pies para tocar? Y si no los tienes completos, no pasa nada. Aparte de ser un valiente, !sigues sintiendo! Sino, que lo diga mi abuelo Miguel, que sin su pierna derecha sigue caminando por la vida como un guerrero. De eso se trata. De ser conscientes que tenemos estas 5 armas para irnos a la aventura y explorar todo lo que nos rodea. Si no te das ha dado cuenta que las tienes aun, te doy 3 minutos para que lo hagas ahora mismo, y seas tu propio espejo: ¿Los tienes contigo?

!Adelante! Ahora úsalos para…

VER

Date cuenta de lo que estás viendo ahora. Tu teléfono, tu tableta, tu portátil, desde donde sea que me estés leyendo, ¿Lo habías visto antes?, ¿Era así de grande, o así de pequeño?, ¿Te habías fijado en su color?. Si los ojos son el reflejo del alma… ¿Qué tanto estás dispuesto a reflejar, o a recibir a través de la mirada de quien te mira, o de lo que estás mirando? Aprovecha esa visión que tienes, con maquillaje, sin maquillaje, con lentes, sin lentes, con poca o mucha visión para ver lo que nunca has visto. Conviértete en Caperucita Roja para verlo mejor…

– Los Recuerdos: Mira las fotos que tienes en tu casa, no las uses para adornar. Trae tus recuerdos con imágenes que te hagan sonreír, y no las que te hagan llorar.

– Los Ingredientes: Al cocinar saca los tomates de la bolsa, ¿has visto su color?, ¿Sigue siendo la yema del huevo igual de amarilla?

– El Despertar: ¿Has visto a la persona que se despierta a tu lado todos los días? Así, sin maquillaje, sin afeitarse, sin peinarse… !Empieza el día con una vibración natural!

– La Ventana: Cuando te levantes, abre la ventana de tu habitación, y !mira! ¿Qué ves? ¿Ladrillos, árboles, edificios, nubes…?

Mi despertar en Santo Domingo, desde mi apto

Mi despertar desde mi apto en Santo Domingo, República Dominicana

TOCAR

La piel…el primer órgano de nuestro cuerpo más vulnerable al exterior. Esa que se deja ver, y que poco usamos. Utilízala, pero sin maquillaje, ni ropa, ni accesorios que no te permitan sentir con tus dedos (de la mano, o de los pies), esas texturas que te estabas perdiendo… Toca hasta que se te pongan los pelitos de punta, hasta que sientas frío o calor, hasta que te pase corriente por lo que acabas de tocar. Es de mis favoritas…

– Lo Natural: Toca esa planta que tienes decorando tu casa. Yo tengo un bambú en mi escritorio, y cuando soy consciente de tenerlo presente, lo toco, y siento su tallo, y sus hojas suaves…

– El Con-tacto: Sin querer tocaste la pierna de alguien, !genial! No sientas vergüenza, al contrario, ¿qué sensación te dio? En lugar de decir: “Lo siento”, cámbialo por una sonrisa.

– El Dinero: Te das cuenta que las monedas y los billetes pasan por nuestras manos, pero… !nunca las tocamos! Tocalas pensando que vas a tener mucho más del que tienes ahora en tu mano.

– Las Mascotas: Qué falta me hace tocar a mis dos perros…”Bruno y Chester”, cada uno tan diferente, con una energía tan distinta. Si no tienes, toca el perro de tu vecino, el que pasa por la calle y te dice con su mirada que lo toques. !No pasa nada! Adiós a los prejuicios…que mejor contagio que la vibración de un animal.

Chester y Bruno bogotaneando

Chester y Bruno bogotaneando

ESCUCHAR

¿Te has detenido a es – cuchar? Los oídos no sólo son para ponerlos bonitos con joyas, o accesorios. Mas allá de esos orificios, hay un espacio que retiene todo lo que suena a tu alrededor. Es una puerta que siempre está abierta a lo que quieras y no quieras que entré: Palabras, música, sonidos, gritos, murmuros, gemidos…hasta el silencio lo podrás sentir si te dispones a escuchar con atención. 

– La Música: Es mi compañía la mayor parte del tiempo, y hay momentos en que escucho realmente lo que ésta diciendo el que canta, los instrumentos que hay detrás, y cierro los ojos y me imagino en un concierto acústico privado en donde la protagonista soy yo.

– La Lluvia: Hace poco experimenté una de las sensaciones que pude haber aprovechado en Bogotá, y nunca le puse atención: El sonido de la lluvia. Esa fuerza del agua cuando estás cubierto en tu casa, metido en la cama, pero también cuando te encuentras fuera. Tuve la fortuna de salir sin paraguas y escuchar las gotas de agua en mi ropa, en la calle…!Fue increíble!

– El Vino: Uno de los sonidos que más me disfruto es cada vez que abro mis botellas de vino blanco. Ese momento en que el corcho sale de la botella con nuestra presión y fuerza, es el comienzo de muchos finales. !Salud!

Vinos para abrir en mi cata en Hunter Valley, Australia

Vinos para brindar en mi cata en Hunter Valley, Australia

DEGUSTAR

Según la RAE (que no soy muy amiga de ella), pero en este caso estoy totalmente de acuerdo cuando se refiere a la acción de “Degustar: Saborear y percibir con deleite otras sensaciones agradables”. Y aunque muchas veces nos resulte desagradable por el picante, el dulce, lo ácido, lo salado…, es una sensación que toma su tiempo y que le ha permitido a nuestras bocas viajes orgásmicos con lengua incluida…

– El Jamón: No como cerdo, ni carnes rojas hace ya bastantes años. Pero tengo mis excepciones con el Jamón Serrano. Ahora no puede faltar en mi cocina, y cada vez que mi cuerpo pide degustarlo…se lo doy con todo el placer que se merece.

– La Uva..Pasa: En clase de Mindfulness me gustó mucho un ejercicio que quiero compartírtelo: Busca una uva pasa, y dedícate el tiempo necesario a olerla, verla, tocarla, escucharla con tu dedo en tus oídos, pero sobretodo dejarla unos segundos en tu boca sin masticarla, saboreala, pásala de un lado a otro, juega con ella, luego muérdela, y síguela degustando, siente sus arrugas, su relleno, hasta que pase por tu esófago y caiga feliz al estomago después de haber jugado en tu boca…

– El Riesgo: Eres de los que dices: “¿Canguro?, gracias, pero no”, No sabes de lo que te estás perdiendo…, y si, en mi opinión, el canguro no es un plato para repetir, pero por lo menos ya sé de qué se trata. Arriésgate a probar sabores nuevos, y luego si puedes decir: “No gracias, ya probé el canguro y no quiero “degustarlo” de nuevo”.

Pizza de canguro en Sidney. Australia.

Probando pizza de canguro en Sidney. Australia.

OLER

En la universidad recuerdo que tenía una amiga Anósmica, es decir, que no podía oler. Recuerdo que también fumaba mucho, y le costaba dejar de hacerlo…ahora entiendo el porqué. Nuestra nariz, a esa misma que le ponemos piercings, que con cirugías le quitamos o ponemos para dejarla más bonita, le podemos sacar más provecho que un perro, que lo hacen por ese instinto animal de únicamente querer relacionarse con el mundo que los rodea. !!Respira profundo y huele huele huele!!

– El Café: Hay quienes el olor a gasolina les gusta, otros el de la pintura fresca, y otros el de pegamento…, a mi, como buena colombiana, el olor a café me envicia. Velas con olor a café, cremas de café…, pero ese momento de tomarlo y pasar la taza por tu nariz y catarlo…!ese momento! Sin palabras.

– El Perfume: Usas perfume en todo tu cuerpo, y… ¿sabes en verdad a qué huele? ¿Es dulce, cítrico, aromático? ¿Le has preguntado a alguien que te huela y te diga si siente ese olor?

– El Sahumerio: Desde hace un tiempo le he venido encontrando más y más interés a los sahumerios. Aparte del ritual que lleva, el hecho de comprarlos, de escoger el que te gusta, de ponerlos en la base, de encenderlos, de dejar que se quemen con el fuego, de ver cuando empiezan a botar humo, y de ese ultimo paso de empezar a sentir su olor… Los que tengo ahora son de vainilla, palmarosa, y ylang ylang, y gracias a las propiedades de éstas hierbas, me resulta un estimulante, equilibrante y relajante que suaviza la frustración. !Anímate con uno! Son baratos y rinden más que los Spray de Glade.

Mi capuccino con olor a café

Mi capuchino con olor a café

¿Cuál es tu sentido con-sentido? Cuando sientes, ¿lo haces con los 5? ¿Has intentado dejar de usar uno de ellos?

…Porque nos volvemos ciegos viendo,

insensibles tocando, sordos escuchando,

insípidos degustando,

y anósmicos oliendo,

porque teniendo la fortuna de sentir

con nuestros 5 sentidos,

desaprovechamos esos instantes en que podemos

con – sentir nuestras sensaciones

y ser felices porque si…

Anuncios