6 HORAS MEDITANDO (Y ADIÓS A LA TOS)

Hoy me superé a mi misma meditando 6 horas seguidas. Hace 4 meses ni me imaginaba que el empezar cerrando los ojos 10 minutos diarios para concentrarme solo en mi, me llevaría poco a poco y con mucha práctica a ir aumentando cada vez más, a ir exigiéndome hasta donde podía, a ir descubriendo en la meditación resultados mágicos que solo te pasan a ti. Meditar es una droga, tú decides cuando probarla, y decides cuando dejarla. Pero de una vez te digo, que cuando obtengas el beneficio se te vuelve un vicio. Hoy medité 6 horas seguidas, y no estuve los 360 minutos en la posición flor de loto con los ojos cerrados en una esterilla. No, no, noooo… Fueron 6 horas de atención plena a mi. ¿Quieres saber cómo fueron?

Nunca había sufrido el mal de la tos, ese que quiere quedarse en tu cuerpo días y días, sin poder dormir bien en las noches, con dolor en el pecho, con sensación de ahogo… En esas ando, y ya voy a cumplir 15 días, en los que he hecho uso de mis primeras soluciones naturales con jarabes, infusiones de tomillo, pastillas de jengibre, hasta pasar a urgencias de un hospital y aceptar (a regañadientes) tomarme por una semana 2 antibióticos, corticoides, y más químicos que al final te ayuda a quitar males pero a traer otros. No soy alérgica a nada (por ahora). Según el medico, “Es un virus que está dando”. Lo cierto es, que cada vez que tengo un dolor o un síntoma en en mi cuerpo me pregunto ¿Por qué? ¿Por qué tos? ¿Por qué esa sensación de ahogo? ¿Por qué hace unos días en clase de meditación me dio angustia de morir ahogada?

Acudí al libro de cabecera de mi compañera de piso, “Usted puede sanar su vida” de Louise L. Hay, en donde hace referencia a la tos como: “El deseo de ladrar al mundo, de ser escuchada”, y al vómito como: un “violento rechazo de ideas”. Y sí, puede que en estos días esté pasando por algo que quiera expresar y no he podido hacerlo, y a rechazar muchas ideas. Pero lo cierto es que hoy pasó (de nuevo) un milagrito con el Mindfulness (porque aun no he visto el santo), pero algo mágico SÍ tiene. Llevo durmiendo casi sentada varios días para evitar ahogarme, pero anoche fue de mis peores noches. Me desperté 3 veces tosiendo inconsciente, sudando, me mire al espejo y me di miedo. Hoy tenía que levantarme temprano para ir a mi sesión de meditación Mindfulness de 6 horas. No quería perdérmela. Y a pesar de los vómitos que me produjo la medicina, y lo mala que amanecí hubo una fuerza interior (porque claramente exterior no me podía ni tener), y tosiendo, y mientras llovía en Madrid salí optimista a mi cita con el Mindfulness.

No es falta de tiempo, es falta de interés. Me encontré esta nota un sábado en mi gimnasio en Portugal.

“No es falta de tiempo, es falta de interés”. Me encontré esta nota un sábado en mi gimnasio en Portugal

10:00am arrancamos casi 100 personas metidas en un salón con nuestras esterillas a sentir nuestra respiración y a relajarnos. Reglas de juego: No se habla, no se comparte contacto visual con nadie, prohibidos los teléfonos. Los primeros 45 minutos fueron de exploración a nuestro cuerpo y a nuestra mente. Ojos cerrados y dejar que los pensamientos fluyeran, y sentir todo el silencio que tienes alrededor. Mientras tanto mi ansiedad, y mi angustia por tener un ataque de tos iba desapareciendo. Así es…, primera hora y no tosí.

Luego pasamos a meditar con nuestro cuerpo haciendo unas posturas guiadas por el tutor, y nuestra conversación seguía con nosotros mismos. Nadie miraba a nadie. De nuevo, una meditación sentados, reconociendo que estábamos presentes. Después pasamos a meditar caminando, y ser conscientes en nuestro espacio de 1 metro de sentir nuestras plantas de los pies, nuestros pasos. Vamos para las 3 horas y terminamos con una meditación-visualización imaginándonos ser “unas montañas” para tener la sensación de vivir las 4 estaciones del año y aprender a estar preparados a los cambios…

Hora de comer, y seguimos sin hablar con nadie. Tampoco podemos mirar lo que los demás trajeron de comer. Seguimos meditando. Ahora practicamos el Mindfulness con la comida: Preparar, ver, oler, sentir, tocar, y morder 33 veces cada bocado de comida que te llevas a tu boca… ¿Lo has hecho? ¡Es genial!

Mi comida Mindfulness hecha y comida por mi

Mi comida Mindfulness hecha y comida por mi en #RecetaUchisParaSolteros

La sesión continua con una hora de meditación grupal, en donde sin tocarnos tenemos contacto físico con los demás. Meditamos al tiempo que vamos caminando y experimentando la misma sensación que tienes de piloto automático cuando vas por la calle y no miras a nadie. Somos conscientes del aquí y el ahora, sin dejar de sentir nuestros pies descalzos tocando el suelo. Y yo, en 5 horas había tosido ¡¡¡solo dos veces!!!

Los últimos momentos cerramos con una meditación hacia la compasión, en donde invitamos (en nuestra mente) a personas con las que queremos regalarle nuestro cariño y ponernos en su lugar para entenderlos, y entendernos. Algunos lloraron, otros siguen en silencio descubriéndose a si mismos. ¿Y yo? ¡Sigo sin toser!

¡Meditación acción 6 horas! Madrid. España.

¡Mi Meditación Acción 6 horas! Madrid. España.

6 horas meditando. 6 horas sin hablar con nadie. 6 horas de sentir un gran regalo: el silencio. 6 horas de compartir sin compartir con más de 100 personas que nunca antes había visto. 6 horas de respiración consciente. 6 horas de sentir y escuchar a mi cuerpo. 6 horas de desconexión. 6 horas de magia y de vida a mi salud. 6 horas que me quitaron ese mal que no pude con medicina, ni con jarabes. !Ahora quiero gritarle al mundo, y quiero recibir ideas! ¿Te atreves a meditar y sanarte conmigo?

…Porque los dolores aparecen en nuestra mente a través de

emociones y sentimientos que nosotros mismos podemos transformarlos.

Porque sentir dolor resulta tan fácil como sentir alivio.

Porque podemos sanarnos mentalmente para sentirnos vivos físicamente

y ser felices porque sí…

Anuncios

MINDFULNESS 2: MI PRIMERA VEZ…MEDITANDO CON MI CUERPO

Llegó el momento de aprender y arriesgarte a hacer lo que seguro nunca has hecho. Aunque..si estás leyéndome es porque algo te llama la atención. Confía en mi, voy a hacer que sea lo menos traumático posible. Sé que las primeras veces no son las mejores (lo digo por experiencia), pero hay espacio para que la práctica haga al maestro, y para ello es necesario arrancar de una vez por todas. Dame tu mano y vamos a viajar por el camino de la meditación. Adiós libros de yoguis, manuales de auto ayuda, vídeos en YouTube, programas en Discovery Home&Health… No gastes tu dinero y tu tiempo, invierte estos minutos sin pagarme nada, y ganarás mucho!

Mi primera vez… como no olvidarla, o mejor, como recordarla! Fue un desastre. Me quedé dormida, y creo que hasta ronqué. Puse tan alto mis expectativas, que al final me llevaron a estrellarme solita con lo que ansiosa quería, pero no fui capaz de hacer. El lugar era perfecto: Las luces apagadas, únicamente nos acompañaban unas cuantas velas, un olor intenso a incienso, una música relajante y unas cortinas blancas. Y en el fondo, esa voz dirigiéndome, diciéndome cómo moverme, que ritmo llevar… “Siente tu cuerpo, relájate, y pon tu mente en blanco”. No sentía mi cuerpo, me relajé tanto que me dormí, y mi mente fue imposible ponerla en blanco pensando en lo que hice durante el día. Así fue mi primera vez meditando en una escuela de Yoga en Bogotá hace casi 8 años.

DSC07273

!A dar el primer paso!

Si te has sentido identificado, sígueme leyendo. Porque así como tú, no me rendí. Quise seguir probando de varias formas como meditar, sin necesidad de hacer posturas raras que me exigieran la elasticidad y esfuerzos mayores (aunque confieso que cuando hice la postura del Sirsasana dije que lo que estuviera por venir bienvenido). Así fue como luego de pasar por varias academias de Yoga, de Pilates, de apuntarme a todas las clases de BodyBalance en el gimnasio, de ver programas de tv, y leerme libros y revistas con consejos para dummies…, solo hasta hace un mes es que estoy siendo consciente de lo que verdaderamente significa meditar. Y como me gusta ser bonita con los curiosos como tú, lo comparto contigo.

Lo que NO es Meditación 

– No es una técnica de relajación

– No es caer en estado de trance

– No es una práctica misteriosa y oculta

– No es un poder que te vuelve en el súper hombre o la súper mujer

– No es peligrosa

– No es exclusiva de budistas e iluminados

– No es evadir la realidad

– No es un método para llegar al orgasmo mental

– No es la solución a todos tus problemas

Lo que ES Meditación

– Es atención plena

– Es aPtitud de concentración. No aCtitud

– Es un regalo para ejercitar tu mente 

– Es un estado de paz

– Es una emoción de tranquilidad 

– Es consciencia pura

– Es activar tu cuerpo para recibir

– Es un encuentro con tu mente y cada parte de tu cuerpo

Ahora que ya sabes la diferencia entre meditar y dormirte, te van mis 7 pasos para hacer tu primera meditación, así sea por ahora una vez a la semana. Yo medito diario mínimo 30 minutos, casi siempre luego de levantarme y desayunar. Lo puedes hacer en el horario que quieras, pero te aconsejo en la mañana para que te sirva esa concentración durante todo el día. Igual, algún día que lo hagas en la tarde o en la noche no pasa nada. Pero tranquilos, vamos poco a poco. Por ahora te invito a hacer la más común:

Recorrido del Cuerpo (Body Scan). Duración: 30 minutos. 

1. Busca un espacio en el que puedas estar solo (tu habitación, tu sala, tu estudio, tu terraza, tu jardín…) No se vale el carro, ni la oficina, ni el salón de clases, ni la cocina, ni el baño.

2. Asegúrate que ese lugar no tenga ninguna distracción (personas que te interrumpan, sonidos de dispositivos, alarmas, relojes con pajaros “Cucú”…). Apaga todo lo que te genere ruido. Aunque me gusta meditar algunas veces con música, esta vez te voy a pedir que no lo hagas. Quiero toda tu atención en tu cuerpo.

3. Escoge la mejor postura que sientas que a tu cuerpo le gusta más. Acostado (corres el riesgo de quedarte dormido). Sentado  (en una silla cómoda, donde la parte trasera esté más alta, para eso puedes poner libros en las patas de la silla, y tu espalda debe estar más al final de la silla, no recostada). Sentado de rodillas sobre cojines (si no tienes problemas con las rodillas). Sentado con las piernas cruzadas (es la más fácil).

MINDFULNESS MED 2

Posturas recomendadas

4. Cierra los ojos. Si sientes que te vas a quedar dormido, mejor ábrelos un poco, que te dé la sensación de estar presente. Dormirse NO es estar relajado. Al contrario, te dice lo cansado que está tu cuerpo.

5. Relaja todo tu cuerpo. No debe haber tensión en ninguna parte. Sueeeeeeltate.

6.Respira profundamente 3 veces muy despacio. Siempre con la nariz. Inhala y exhala sintiendo tus pulmones y tu abdomen. Puedes ver como respirar en la Estación Mindfulness 1.

7. Observa consciente – mente cada parte de cuerpo. Empieza a recorrer poco a poco cada una de las partes que tienes. Puedes empezar desde tu cabeza, o desde el dedo gordo de tu pie. Has un escaneo de todo, pasando por las piernas, el abdomen, tus pulmones, el corazón, tu cara, tu cerebro. Y si tienes algún dolor justo en ese momento, concentra tu atención a la parte del cuerpo que te duele.

Vamos! Regálate este momento para ti. Disfrútalo tanto como yo lo estoy disfrutando. Por ahora solo te invito a buscar 30 minutos mientras nos volvemos a ver en mi próximo post. Acá estaré, esperando que me cuentes que tal te fue con tu primera vez…

…Porque buscamos excusas para evadir lo que buscamos,

porque encontramos razones para

no arriesgarnos a probar con razón,

porque hacemos difícil las acciones

cuando aun son pensamientos que nos

pueden llevar a ser felices porque si…

ESTACIÓN MINDFULNESS 1: HUELE TU RESPIRACIÓN

Del afán no queda sino el cansancio, y (también) el aburrimiento de no haber aprendido de la mejor manera, simplemente por no haberle dedicado ese tiempo extra para observar, sentir y actuar. A partir de este y los siguientes posts (hasta donde sea necesario escribir y les quede un poco más claro a mis Dummies en Mindfulness), les iré dando las pautas (según mi experiencia que me ha venido funcionando muy bien), para ir cogiendo el ritmo de este estilo de vida, y entender de una vez por todas a qué carajos es que le estoy dedicando las 24 horas de mis 365 días.

Aún la gente me sigue preguntando qué es lo que estoy estudiando. En inglés es difícil de entender y de pronunciar. En español, no cuesta tanto y por lo menos asimilamos palabras como “Atención” y “Consciencia”. Con eso me conformo. Vamos paso a paso. Pero hoy no les voy a hablar de eso, aunque espero que hayan empezado a practicar con los consejos que les dije en el pasado post, en donde hay que prestar atención y ser consciente de T O D O. Hoy el tema al que los voy a introducir leeentamente, es La respiración.

DSC04828

Respirando mi vicio del café en Venecia, Italia

Para mi, la acción de respirar es la base del Mindfulness, es sentir que estás vivo, que a través de una inhalación entra oxigeno a tu cuerpo y luego a través de una exhalación salen las toxinas del mismo. Pero en palabras mías, es inyectarle vida a tu cuerpo con cada uno de los 23.040 respiros que solemos hacer en el día. Cuando inhalas conscientemente eres capaz de llenar tu cuerpo y tu alma de cosas positivas, de pensamientos buenos, de sueños que tengas, de ilusiones que sientas, de emociones que te hagan sonreír. Cuando exhalas conscientemente eres capaz de sacar de tu alma todo lo que no sirve, las cosas negativas, los pensamientos malos, los sueños atascados, las ilusiones perdidas, las emociones sin ganas. 

AHORA….PARA POR UN MOMENTO (y deja de leerme unos segundos)

Te invito a respirar conmigo. Cierra los ojos, imagina que tus pulmones son como unos globos (ponles color si quieres), y vas a empezar a inflarlos y a agrandarlos. Inhala por tu nariz, y lleva tus pensamientos a esos pulmones. Cárgalos de vida! Qué les quieres meter? Le caben tanto como tú los quieras ver de grandes para que puedan volar. No te esfuerces. Inhala hasta donde puedas. Ahora reten el aire al menos 6 segundos, y siente todo lo bueno que entró en tu cuerpo. Ahora, de la misma forma exhala tu respiración a través de la nariz o la boca (como tú lo prefieras). Lleva a tu mente la imagen de los globos de colores que se están desinflando, eliminando eso que quieres sacar. Qué tal? Cómo te sientes ahora?

Esta practica la llevo haciendo desde que hago Yoga, pero ahora con el Mindfulness la he potenciado. ¿Quieren saber cómo? Simplemente antes no era tan consciente como ahora, y eso quieras o no marca una gran diferencia. Así que, como no te cobran por respirar, como lo puedes hacer en cualquier lugar, con cualquier persona, a cualquier hora del día, qué estás esperando!!! RESPIRA VIDA!

IMG_3601

Cuando viví este atardecer en Sidney, Australia…respiré!

10 MOMENTOS (DE ESTRÉS) PARA RESPIRAR VIDA:

(en 3 pasos, inhalas contando hasta 6, retienes contando hasta 6, exhalas contando hasta 6)

  1. En un momento de DISCUSIÓN: Estás alterado porque no y No y NO!  Tus latidos del corazón se aceleran. Vuelve a la realidad y respira! 
  2. En un momento de IMPACIENCIA: Llegaste a tiempo, y las demás personas aun no están. El mundo no se acaba. Mientras llegan, respira!
  3. En un momento de IMPOTENCIA: Estás viendo la televisión y quisieras ayudar a los que están sufriendo. Tranquilo (a), mándales paz y  respira!
  4. En un momento de PRISA: Vas justo a tiempo, y puede que no alcances a llegar al lugar que quieres. Para y respira! 
  5. En un momento de CANSANCIO: Estas frente al computador y te duele la espalda, la vista te molesta. Detente y respira! 
  6. En un momento de ESFUERZO FÍSICO: Acabas de correr, de nadar, de jugar tenis. Date el tiempo de recuperarte y respira! 
  7. En un momento de FRUSTRACIÓN: Estás cocinando tu plato favorito para tus amigos, y el arroz se quemó. Pide una pizza y respira!
  8. En un momento de TRISTEZA: Te acaban de dar una mala noticia, como que tu perro se murió. Al mismo tiempo llora y respira!
  9. En un momento de NERVIOS: Tienes que salir a hablar delante de 2 o 1.000 personas. Adelante y respira!
  10. En un momento de ANSIEDAD: Vas a verte con esa persona que nunca has visto. Bienvenido y respira!

A que te ha pasado como a mi? No te creo que no hayas vivido mínimo uno de estos momentos. Cuéntame, has sobrevivido? No pasa nada! A todos nos pasa, todos los días. Hacen parte de nuestra realidad. Acéptalos, y apréndelos a llevar con tu arma: La respiración consciente. 

…Porque nos dedicamos a vivir sin sentirnos vivos.

Sin oler nuestra respiración,

esa misma que nos mantiene latiendo y vibrando

por la vida.

Porque solo es cuestión de ser consciente

de nuestro cuerpo y nuestra mente

para ser más felices porque si…