FELIZ NAVIDAD 2013…FELIZ PORQUE SI!

Siempre me gustaba cuando en España decía Noche Buena en lugar de Navidad…, hoy me desperté con esa misma sensación que tenía en Madrid un 24 de Diciembre, con Bogotá gris, con frío, pero con la idea de disfrutar el dia laaargo que estaba por llegar…, por lo menos antes de las 12:00am no podemos dormirnos, sino el Niño Dios no nos da los regalos. Pero más allá de los regalos, es todo lo que hay alrededor, hoy tengas o no con quien compartir, hay que estar con alguien cerca, y brindar y darle un abrazo por el mejor regalo de la vida:  

Tener personas que queremos a nuestro lado. 

Esta vez, la protagonista de mi historia de navidad es Janeth. Desde hace casi 2 años nos ha venido ayudando con el aseo de la casa. Tiene 33 años, y dos hijas (sin un papá que se levante todos los días a darles un beso). Dayana, la mayor tiene 10 años, y le tocó irse a vivir con su tia a un pueblo porque la inseguridad de las calles donde viven ahora no las tiene tranquilas. Alisson, la menor, es una bebe de 5 meses, que aun está esperando la respuesta de un médico de la Seguridad Social, para confirmarle si tiene Sindrome de Down.

Vive con su madre en Lucero Medio, uno de los tantos barrios de Ciudad Bolivar en Bogotá. Su casa es una habitación de un inquilinato. Y hoy, en ese mismo lugar van a celebrar la navidad. Desde hace unos días Janeth está preparando masato de arroz y piña para la ocasión. Hoy la anfitriona es ella. Sus primos, sus sobrinos, sus vecinos, y unos pocos amigos son sus invitados. La cena será tamales, y por supuesto no le va pedir dinero a nadie, ella invita! El postre: natilla con gelatina y leche condensada. Y para emborracharse el masato de arroz y piña  que desde hace una semana está preparando para que fermente bien, y seguro habrá algún coctelito de aguardiente con Frutiño de Maracuyá.

Janeth, en mi casa junto a los regalos de navidad

Papá Noel no viene esta noche a casa de Janeth, no hay regalos. Pero si hay mucha alegria, y mucho amor. “Regalos?? No señorita Andrea, eso no hacemos, nos ponemos es a bailar y echar chistes”, cuenta Janeth. “Nos damos anchetas, y a mis niñas les doy ropa para que estrenen en año nuevo”, dice. Le pregunto si es feliz, y me dice que SI, “que lo tiene todo en esta vida”.

Mientras tanto, a dos horas en bus desde su casa, se encuentra la mia. En donde la cena será con el vino que guardé desde Portugal, habrá un plato fuerta preparado por mi prima y su novio que vienen de Canadá (Fish Tacos), y un postre español hecho por mi (Torrijas). También comeremos paté de sardinas, jamón serrano y quesos curados…Y de “coctelito” el whiskey preferido de mi padre. Hoy la anfitriona soy yo, seremos mucho menos que donde Janeth. Regalos?? Claro, que habrán! Llegará Papá Noel con muchos regalitos para todos.

Dos realidades diferentes, dos navidades hechas cada una con mucho AMOR. Estoy segura que Janeth, asi como yo, está igual de anciosa por recibir a todas las personas que quiere con mucho cariño, y hacerlas sentir bien en su casa. Estoy segura que las dos vamos a pasar una noche bonita con quienes queremos.  

!Feliz Navidad a todos los que llevo en mi corazón como ustedes!

…Porque para decir Feliz Navidad no importa como lo hagamos, 

lo que vale la pena es que estemos compartiendo con amor siendo felices porque si…

Anuncios

NO NO NO… VENA DE AGUINALDOS

Siempre que le cuento la historia de las novenas a mis amigos extranjeros, les digo lo mismo:

En Colombia, navidad no es navidad sin las novenas. 9 días antes que nazca el niño Jesús las personas se reunen alrededor de un pesebre para contar la historia del nacimiento, a través de un libro que día a día va contando los últimos momentos de esa llegada con oraciones y villancicos. Al final, se comparten buñuelos y natilla…

Pero también les digo a mis amigos que no son colombianos, cómo lastimosamente cada año se ha venido perdiendo el verdadero sentido de la novena de aguinaldos. Ahora no importa si se es católico o cristiano, si hay buñuelos o pizza, si se lee o se recita. Lo que importa es que haya excusa para ir a ver a esa tía que nunca visitas, ir a comer y beber “gratis” y quien quite, conocer tu próxima pareja y salir con unos traguitos encima.

Como me gustaban las novenas cuando era pequeña… Nos reuníamos con los vecinos desde la tarde a preparar natilla y buñuelos. Alistábamos las panderetas, las maracas, y si no había, hasta las tapas de las ollas y cucharas para cantar “Ana nanita nana, y el burrito sabanero…”. Era el gran momento para demostrarle a nuestros padres que ya sabíamos leer. Definitivamente la navidad esta hecha para los pequeños…

FPQS Navidad Pesebre
Mi pesebre 2013 con un Buda, un “Meanés”,
un cerdito alcancía, un camello con aguardiente y bambù

 

Soy católica, pero no visito iglesias. Sin embargo, creo en el momento de orar y pedirle a tu Dios (sea quien sea), tus deseos, tus agradecimientos, tus bendiciones…etc. Creo en ese momento en que te conectas con ese alguien o algo que hay más allá, y le hablas como si lo tuvieras al frente. Pero no creo en repetir una y otra vez oraciones que ni las entendemos. Mucho “Dios te salve”, mucha “Ave María” mientrás se está mirando el buñuelo o el whatsApp.

Las novenas existen, es una realidad. Así que aprovechemoslas para viajar un poco por la historia y entender como nació Jesús, saber de dónde sacaron los regalos los reyes magos, y darnos cuenta que fue lo que pasó 9 días antes de la llegada del “Niño Dios”. Pero también aprovechemos, y reunámonos con quienes en verdad queremos ver, con quien nos nazca compartir un buñuelo o un pedazo de pizza. Aprovechemos! Y en lugar de leer un libro que ya nos sabemos de memoria, y de repetir oraciones, invitemos a nuestra “conexión espiritual”, y hablemos un rato con él, ella, o lo que para ustedes sientan que en verdad los hace sentir en paz.

…Porque para compartir y conectarnos con lo que nos regala amor,

hay que estar dispuestos a ser Felices Porque SÍ…