MINDFULNESS WHATSAP…PERO

¿Alcanzaste a tener esas conversaciones en que durábamos horas y horas pegados al teléfono? ¿Pudiste mandar cartas con tu puño y letra a esa persona que tenías lejos? ¿Recibiste visita de tus amigos en la sala de tu casa teniendo de fondo la emisora de moda? ¿Salias al parque a hablar horas y horas en un banco, hasta que tus padres desesperados te buscaban por cielo y tierra? ¿Cuando ibas a fiestas y encendían las luces, recuerdas cuando te pedían (o daban) el teléfono en el papel de la servilleta? ¿Te acuerdas cuando teníamos que echar monedas al teléfono en la calle para que no se cortara y seguir hablando…y hablando? Tiempos aquellos…recordar es vivir, y también… morir si nos acercamos a la realidad. Hoy la atención plena está dedicada a nuestro viejo mejor amigo: El WhatsApp.

Desde que entré al mundo del Mindfulness fue de las primeras cosas que me cuestioné. ¿Cómo logro concentración al lado de mi móvil o celular? ¿Será que yo, Andrea Moreno, que desde hace unos años se ha convertido en mi amigo de batallas y triunfos, podría dejarlo ir poco a poco? ¿El mundo seguiría siendo igual, si descanso de mi móvil, y más estando a miles de kilómetros de mi país? ¿Pero acaso, el WhatsApp no nació para acercarnos a quienes tenemos lejos? ¡¡¡Sí!!! ¡Eso es verdad! Pero también llegó para alejarnos de quienes tenemos cerca.

Una campaña de los restaurantes WOK en Colombia

Un mensaje bien claro en las mesas de los restaurantes WOK de Colombia

¿Les suena esto?

– Es que no se despega del +%$#! WhatsApp

– Soy una extensión de mi IPhone

– No puedo vivir sin mi celular

– Me muero si se me pierde el móvil

Definitivamente hay un antes y un después de WhatsApp. ¿Cuándo me iba a imaginar a mi madre felicitándome en mi cumpleaños por con un “mono tapándose los ojos”? O, ¿mi hermano enviándome un vídeo con la primera clase de Capoeira de mi sobrino de menos de 1 año?  O, ¿Tener grupos y grupos por todo y para todo? Tampoco voy a negar que en esos casos, #NoTienePrecio recibir este tipo de mensajes. Pero esta claro que las conversaciones han venido cambiando, y ahora a cualquier plan que hagamos tenemos que contar en llevar a nuestro nuevo mejor amigo: ¡El Whatsap..Pero! Pero…¿y qué pasa si aplicas un poco de Mindfulness y le dedicas atención plena a esas conversaciones?

Para esto me encanta el WhatsApp, para acercarme a Bruno

Para esto me encanta WhatsApp (y Skype), para acercarme a Bruno

WhatsApp vs Atención Plena:

– Si vas a comer…es a comer. En un restaurante nada de poner  tu teléfono de decoración en la mesa o en la barra. Además si te descuidas te lo pueden robar.

– O la pasas bueno, o la pasas mal. Dos robadas de un Iphone5 duelen…, y como ya me pasó en Las Vegas, y en Bogotá en sitios de rumba, no quiero que te pase a ti. Mejor deja el teléfono en casa mientras la pasas bueno.

– Si quedaste con alguien es con alguien, no con algo que te está viendo chatear. Arriba el contacto visual. Esto aplica también para Skype, y créanme que lo he venido haciendo y la gente lo ha notado de manera positiva 🙂

– Si estás en cine, es para ver la película. No queremos que brilles en cine por la lucecita de tu teléfono…brilla por tu ausencia y presencia a la película.

– Si vas a hacer deporte, ¿es necesario tu teléfono? Tranquilo, que te creemos cuantas millas te hiciste con Nike. Pero no entiendo al final qué ejercitan más ¿las piernas o los dedos?

– Muévete sin hablar. No lo leas mientras vas conduciendo, o en el metro, o en el bus. Aparte que es malo para la retina del ojo, ojo para la rutina.

Esta es la "Lectura" ideal en el metro de Madrid

Esta es la “Lectura” ideal en el metro de Madrid

El WhatsApp es para:

– Hablar conversaciones cortas y concretas: Nada de extenderse, ni enviar mensajes de más de 6 lineas. Usa el teléfono. O el Skype, o mi favorito: !Tomate un café! (Aprovecho para agradecerle a mi amigo José, que con un buen café y una buena conversación me inspiró para este post #TuSabesQuienEres)

– Uso personal e intransferible: Nada de pasárselo a tu pareja y que escriba excusándose por ti. #AlgoEstamosHaciendoMal

– Enviar mensajes Porque Si: Es una buena herramienta para enviar besos porque si, o caras felices a tus amigas recordandoles que hacen falta…simplemente #Porque Si.

– Dárselo a alguien de mucha confianza: Si no conoces a la persona, mejor llámalo, o pídele si no hay problema en escribirle por WS. Pero si no conoces a la persona…es como cuando te van dando beso en la mejilla sin saber aun tu nombre. #HagameElFavor

– Informar poco a poco, no comunicarlo todo: Es algo en lo que estoy trabajando, y aunque me cuesta, creo que estoy mejorando a no escribir muchos temas al mismo tiempo, y esperar que la otra persona se llene de información sin oportunidad a responder a cada una. #UnaSolaCosaALaVez

– Grupos de trabajo exclusivamente para trabajo: Nada de enviar cadenas de “pedirle a Dios que nos envíe este mensaje para que se nos cumpla el milagrito”. Nada de escribir un fin de semana, menos un domingo en la noche. En estos casos los OK, y las manitos con el dedo gordo hacia arriba o hacia abajo vienen bien para terminar una conversación por WS. #SiSePuede

– Activar conversaciones con buena vibra: Envía mensajes positivos, imágenes alegres, sonidos chéveres (canciones por ejemplo), o Qué tal un: #BuenosBonitosDias + esta foto:

¡Buenos Bonitos Días!

¡Buenos Bonitos Días!

¿Y tu? ¿Estás como yo, en proceso de desconectarte de tu teléfono? ¿Prefieres tomarte un café o enviar monos y caritas felices por WhatsApp? ¿Cuál es tu “pero” en estas conversaciones?

…Porque nos acostumbramos a la facilidad y simplicidad de las cosas,

teniendo la oportunidad de rescatar lo complejo

y lo interesante que resulta mirarnos a los ojos y expresarnos de verdad.

Porque estamos a tiempo de despegarnos de la dependencia

y ganar independencia y grandes momentos en comunicarnos

ser felices porque si…

Anuncios

MINDFULNESS 2: MI PRIMERA VEZ…MEDITANDO CON MI CUERPO

Llegó el momento de aprender y arriesgarte a hacer lo que seguro nunca has hecho. Aunque..si estás leyéndome es porque algo te llama la atención. Confía en mi, voy a hacer que sea lo menos traumático posible. Sé que las primeras veces no son las mejores (lo digo por experiencia), pero hay espacio para que la práctica haga al maestro, y para ello es necesario arrancar de una vez por todas. Dame tu mano y vamos a viajar por el camino de la meditación. Adiós libros de yoguis, manuales de auto ayuda, vídeos en YouTube, programas en Discovery Home&Health… No gastes tu dinero y tu tiempo, invierte estos minutos sin pagarme nada, y ganarás mucho!

Mi primera vez… como no olvidarla, o mejor, como recordarla! Fue un desastre. Me quedé dormida, y creo que hasta ronqué. Puse tan alto mis expectativas, que al final me llevaron a estrellarme solita con lo que ansiosa quería, pero no fui capaz de hacer. El lugar era perfecto: Las luces apagadas, únicamente nos acompañaban unas cuantas velas, un olor intenso a incienso, una música relajante y unas cortinas blancas. Y en el fondo, esa voz dirigiéndome, diciéndome cómo moverme, que ritmo llevar… “Siente tu cuerpo, relájate, y pon tu mente en blanco”. No sentía mi cuerpo, me relajé tanto que me dormí, y mi mente fue imposible ponerla en blanco pensando en lo que hice durante el día. Así fue mi primera vez meditando en una escuela de Yoga en Bogotá hace casi 8 años.

DSC07273

!A dar el primer paso!

Si te has sentido identificado, sígueme leyendo. Porque así como tú, no me rendí. Quise seguir probando de varias formas como meditar, sin necesidad de hacer posturas raras que me exigieran la elasticidad y esfuerzos mayores (aunque confieso que cuando hice la postura del Sirsasana dije que lo que estuviera por venir bienvenido). Así fue como luego de pasar por varias academias de Yoga, de Pilates, de apuntarme a todas las clases de BodyBalance en el gimnasio, de ver programas de tv, y leerme libros y revistas con consejos para dummies…, solo hasta hace un mes es que estoy siendo consciente de lo que verdaderamente significa meditar. Y como me gusta ser bonita con los curiosos como tú, lo comparto contigo.

Lo que NO es Meditación 

– No es una técnica de relajación

– No es caer en estado de trance

– No es una práctica misteriosa y oculta

– No es un poder que te vuelve en el súper hombre o la súper mujer

– No es peligrosa

– No es exclusiva de budistas e iluminados

– No es evadir la realidad

– No es un método para llegar al orgasmo mental

– No es la solución a todos tus problemas

Lo que ES Meditación

– Es atención plena

– Es aPtitud de concentración. No aCtitud

– Es un regalo para ejercitar tu mente 

– Es un estado de paz

– Es una emoción de tranquilidad 

– Es consciencia pura

– Es activar tu cuerpo para recibir

– Es un encuentro con tu mente y cada parte de tu cuerpo

Ahora que ya sabes la diferencia entre meditar y dormirte, te van mis 7 pasos para hacer tu primera meditación, así sea por ahora una vez a la semana. Yo medito diario mínimo 30 minutos, casi siempre luego de levantarme y desayunar. Lo puedes hacer en el horario que quieras, pero te aconsejo en la mañana para que te sirva esa concentración durante todo el día. Igual, algún día que lo hagas en la tarde o en la noche no pasa nada. Pero tranquilos, vamos poco a poco. Por ahora te invito a hacer la más común:

Recorrido del Cuerpo (Body Scan). Duración: 30 minutos. 

1. Busca un espacio en el que puedas estar solo (tu habitación, tu sala, tu estudio, tu terraza, tu jardín…) No se vale el carro, ni la oficina, ni el salón de clases, ni la cocina, ni el baño.

2. Asegúrate que ese lugar no tenga ninguna distracción (personas que te interrumpan, sonidos de dispositivos, alarmas, relojes con pajaros “Cucú”…). Apaga todo lo que te genere ruido. Aunque me gusta meditar algunas veces con música, esta vez te voy a pedir que no lo hagas. Quiero toda tu atención en tu cuerpo.

3. Escoge la mejor postura que sientas que a tu cuerpo le gusta más. Acostado (corres el riesgo de quedarte dormido). Sentado  (en una silla cómoda, donde la parte trasera esté más alta, para eso puedes poner libros en las patas de la silla, y tu espalda debe estar más al final de la silla, no recostada). Sentado de rodillas sobre cojines (si no tienes problemas con las rodillas). Sentado con las piernas cruzadas (es la más fácil).

MINDFULNESS MED 2

Posturas recomendadas

4. Cierra los ojos. Si sientes que te vas a quedar dormido, mejor ábrelos un poco, que te dé la sensación de estar presente. Dormirse NO es estar relajado. Al contrario, te dice lo cansado que está tu cuerpo.

5. Relaja todo tu cuerpo. No debe haber tensión en ninguna parte. Sueeeeeeltate.

6.Respira profundamente 3 veces muy despacio. Siempre con la nariz. Inhala y exhala sintiendo tus pulmones y tu abdomen. Puedes ver como respirar en la Estación Mindfulness 1.

7. Observa consciente – mente cada parte de cuerpo. Empieza a recorrer poco a poco cada una de las partes que tienes. Puedes empezar desde tu cabeza, o desde el dedo gordo de tu pie. Has un escaneo de todo, pasando por las piernas, el abdomen, tus pulmones, el corazón, tu cara, tu cerebro. Y si tienes algún dolor justo en ese momento, concentra tu atención a la parte del cuerpo que te duele.

Vamos! Regálate este momento para ti. Disfrútalo tanto como yo lo estoy disfrutando. Por ahora solo te invito a buscar 30 minutos mientras nos volvemos a ver en mi próximo post. Acá estaré, esperando que me cuentes que tal te fue con tu primera vez…

…Porque buscamos excusas para evadir lo que buscamos,

porque encontramos razones para

no arriesgarnos a probar con razón,

porque hacemos difícil las acciones

cuando aun son pensamientos que nos

pueden llevar a ser felices porque si…