¡BIENVENIDO ABRIL…Y EL FUTURO!

Hoy en mi sesión de “terapia a mi misma”, mi coach me salió con una pregunta a la que le tengo pereza…pero que tampoco me es indiferente: Andrea, ¿Cómo te ves en un año? Levanté mi taza de café y tomé un sorbo pasando por ese presente que estoy viviendo ahora y que aun me cuesta digerir. Qué difícil resulta pensar en el futuro…cuando estás tan enfocado en tu presente… Que difícil resulta pensar que  sí es posible plantearte la posibilidad de seguir siendo felices porque sí en un mes, en unos 6 meses, o…¿en un año? Porque he estado pensando en ello, y porque pude contestarle a pesar del respeto que le tengo al futuro, te invito a recibir Abril con las mismas ganas que tengo yo de hacerlo, y de seguir viviendo este presente para construir ese futuro….que ¡sí existe! ¿Quieres saber como me veo en un año?

Todos los días estoy estudiando la palabra presente en todos los sentidos. En Mindfulness el pasado, ni el futuro existen. Así que muy juiciosa lo he puesto en práctica cada día. Vivo el instante. Disfruto el aquí y el ahora. Pienso en esto que está pasando, en esto que que es “real”. Tal vez por eso mismo, mi intensidad es mayor en todo lo que hago, porque no estoy pendiente en lo que pasó, ni en lo que pasará. Bueno o malo, es una forma de ver la vida, y me ha funcionado. Pero también, tarde o temprano el futuro llega, y la ansiedad por saber qué vendrá, que pasará en tu vida…cobra un espacio en tu presente. A mi me pasó hace unos días, y me permití con un poco de nostalgia y de permitirme estar “triste porque sí” pensar en mi futuro. 

Esta taza llegó a mí en un restaurante gallego...¿Por qué no hoy?

Esta taza llegó a mí en un restaurante gallego…¿Por qué no hoy?

4 historias (que sin querer se unieron entre sí), y me invitaron a pensar en el futuro…

– El presente Feliz Porque SÍ: ¿Es verdad todo lo que estoy viviendo ahora? ¿Hasta cuándo durará toda esta dicha? ¿Podemos llegar a este nivel de tranquilidad y momentos de felicidad? Todas esas preguntas llegaron a mi mente justo ahora a 2 meses de terminar mis cursos. A 2 meses de entregar mi habitación. A 2 meses de tener mi experiencia Vipassana de meditación por 10 días. A 2 meses de…¡Yo que sé!

– Película El Diario de Noa (Notebook): Me gusta ver películas sin saber de qué se tratan. Este domingo lluvioso en Madrid me encerré en mi habitación, y me regalé una película al azar en mi portátil. No lloré por su historia, lloré por la mía. Me vi reflejada con muchos momentos que estoy viviendo ahora, pero que también quiero vivir. Seré Feliz Porque SÍ el día que encuentre ese viejito. Simplemente porque “El mejor tipo de amor es aquel que despierta el alma y nos hace aspirar a más”. 

– Clase de Amor – Ternura: Los que me conocen lo saben, soy una emocional, cursi y enamorada del amor. Así que ésta clase me cayó como anillo al dedo. Este día vimos el valor del amor y la ternura, y logré conectarme tanto que haciendo los ejercicios corporalmente me sentí libre. Me sentí auténtica. Tanto que los demás notaron mi flexibilidad y mi química con un estado que me hace sonreír y ser yo. Creo en el amar sobre todas las cosas, ¿Lo crees?

– La compasión de mis padres: Esa lucha por recibir el futuro no la puedo hacer más real que con la ayuda de dos personajes que me recuerdan a El Diario de Noa, y cada vez que los veo me hacen creer más y más en el amor hasta viejitos. En ese futuro que aun está por llegar. Dos personajes que suelen ser mi padre y mi madre, pero que prefiero verlos como esos dos apoyos incondicionales que piensan en mi futuro mientras yo pienso en mi presente. Los amo con locura, y aunque sé que mi futuro no esté a su lado, lo aceptan y me apoyan porque sólo quieren que sea Feliz Porque SÍ, y eso… es amor sobre todas las cosas.

Viejitos por mi barrio en Madrid...

Viejitos por mi barrio en Madrid…

Abril: Mi presente futuro

Cuando en mi trabajo tenía que hacer mis planes de marketing para el futuro, y pensaba en Q1, Q2,Q3… (quarters, para los del spanglish marketiniano), veia el año por trimestres. Ahora estoy decidida a recibir mi Q2 pensando en el futuro presente. Por ahora tengo claro mis 4 locuras que viviré con atención plena durante los próximos 30 días:

– Tienda Virtual en Felices Porque Sí: Lanzamiento de mi tienda on line de productos para ser “Felices Porque Sí”. (Siiii, estoy en ello, y aunque tuve que abandonar otros proyectos para dedicarme 100% a este, espero que se haga realidad y aprender mucho).

– Fin de semana “Queriendo Ser Feliz”: Que mejor que empezar mes con el taller que dicta Miguel Guzmán en Madrid, y del cual espero contarles en mi próximo post mi experiencia, y mi gasolina para arrancar mes más ¡feliz!

– Visita de una de mis mosketeras en Madrid: Patricia Beltran viene a visitarme una semana a llenarme con su amistad colombiana y a recordarme un poco mi pasado. Que ganas de tenerte en mi Madrid…

– Lanzarme en Paracaídas en Semana Santa: Por fin llegó el momento de perder el miedo y volar por unos minutos por el cielo de Portugal…próximo post con los detalles.

Siempre hay espacio para decir: ¡Otla vez! . Malasaña. Madrid.

Siempre hay espacio para decir: ¡Otla vez! . Malasaña. Madrid.

¿En un año? Me vi sonriendo, tranquila, acompañada… ¿De quién? No lo sé… pero no me vi sola. Con música con guitarras de fondo, con colores amarillos y verdes, oliendo a naturaleza, caminando cogida de la mano. Viviendo el presente…así me vi cuando se lo conté a mi coach.

¿Y tú? ¿Te has preguntado como te ves en un año? Te invito a NO hacerlo, sigue disfrutando este presente como yo. Y construye tu presente futuro, construye tu Abril con lo que quieres hacer. Dale prioridad a lo importante, y no a lo urgente. Preocúpate por vivir esto y no eso… Por lo menos no generes expectativas, a mi me ha servido, ¡pruébalo!

…Porque vivimos hoy pensando en el mañana,

porque vivimos ayer pensando en hoy,

porque vivimos mañana pensando en ayer.

Porque podemos permitir abrirnos espacios a pensar hoy en mañana

y mañana en lo que pasó.

Porque no pasa nada si de repente sueñas ahora con lo que puede ser…,

con lo que puede hacernos felices porque sí…