DESCUBRIR LUGO: TODO UN LUJO

Entre más conozco España, más me enamoro de ella. Cuando estás fuera de ella, y nunca has venido siempre te dicen que conozcas Ibiza, Barcelona y Toledo. Y si, también son lugares increíbles, cada uno diferente con muchas historias por contar. Pero cuando empiezas a descubrir la España profunda…, esa que te cuenta, que te contagia con sus colores, sus olores, sus sabores. Esa que te invade a través de su gente, de sus lugares inimaginables, de su gastronomía, de su naturaleza salvaje, de sus atardeceres, de su aire y de su propia vida… Esa es la que al final termina enamorándote con abrazos llenos de experiencias inagotables, y con besos con sabor a volveré…Esa es Lugo. La ciudad que hace unos días fue el escenario para de nuevo desconectarme y vivir en atención plena cada uno de sus lujos de estar en Galicia. 

El Norte de España siempre me ha llamado la atención, me recuerda a los paisajes colombianos cuando viajaba en carretera a Medellin, o el Eje Cafetero. Ese verde, esos verdes de todos los colores entran a tus ojos desde que entras en Galicia. Esta vez recorrí mis 500 km desde Madrid con BlaBlaCar, en un coche lleno de mujeres (una madrileña, una gallega y una mexicana) que nunca había visto, y que me hicieron más corto llegar a mi destino final: Lugo. Y así es, me recibió con lluvia y unas nubes llenas de laberintos que no paraba de observar durante mi viaje, pero me recibió sonriendo.

Un fin de semana lleno de naturaleza infinita, del sonido de la lluvia, de tapas baratas y enormes, de pulpo de verdad verdad, del acento gallego, de albariños con sabor a sabor, de muralla completa, de iglesias y más iglesias, de caminar sobre ruinas romanas, de olor a cerdo y mariscos, de mi pan gallego favorito, de cafés con crema de orujo…de eso y mucho más…

Playa de las Catedrales. Galicia. España.

Playa de las Catedrales. Galicia. España.

Sábado: !Y para comer Lugo!

Luego de pasar una noche escuchando la lluvia, y amanecer frente a una vista natural con ovejas y gallinas de fondo (que falta me hacía en Madrid), empiezo el día en la Pulperia O Xugo con un café acompañado de tapas Buenas, Beliciosas, y Baratas, tapas… !Gratis! ¡Prepárate para subir unos kilos en Galicia, si quieres probar y disfrutar barato!

Caminé como los lucenses, con un paraguas el Parque Rosalia de Castro en medio de la lluvia y el sol. Admirando desde lo alto como el Río Miño rodea parte de la ciudad de Lugo. Recorrí su centro sobre las ruinas romanas que no dejan de sorprender a residentes y visitantes. Y recorrí toda su muralla que aun completa te permite caminarla por encima. Entré a su catedral, pero preferí salir pronto antes de arrodillarme en sus “penitenciarios”, y mejor disfrutar lo que me gusta: Sus mercados, como el Mercado de Lugo, donde sí encuentras historias de verdad como María y Carlos del Puesto Mercar Abastos, un lugar con los productos típicos de Galicia (pan artesanal, quesos Tetilla, Bacalao, Embutidos…). Una pareja amable que sin duda te hará la compra más cercana.

El Cerdo... !un protagonista  gallego!

El Cerdo… !un protagonista gallego!

Paramos a comer raciones (graaaandes) en la Cerveceria As Landras, y rematamos con uno de los mejores cafés que me he tomado en Egomundi, un lugar que te invita a acogerte en medio de sus libros, y su olor intenso a los cafés del mundo, incluyendo en ese viaje a los suaves y aromáticos colombianos. !Te recomiendo el café con leche con crema de orujo…mmm!  Y para seguir la ruta urbana de la lluvia y el frío, hicimos una parada en A Tu Salud, para tapear con infusiones y con chocolate negro caliente. Asi es… !Es que en Lugo te dan tapas hasta por un té!

Y que mejor que cerrar la noche con una ración de pulpo acompañada (como dicen los expertos) de un vino tinto en La Pulperia Aurora, un lugar que te atrapa con sus barricas convertidas en mesas, y su cocina abierta para ver como el pulpero corta esos tentáculos con sus tijeras (y no con un cuchillo). Mi ruta de tapas y tintos en Lugo terminó en la Taberna Daniel, en la Calle Obispo Basulto 4, famosa por su tortilla de patatas, y su “Cocodrilo”.

Infaltable, el pulpo

Infaltable, el pulpo

Domingo: !Y para respirar naturaleza, Galicia!

Soy una afortunada en tener el lujo de descubrir una de las zonas más salvajes e infinitas en tierra y mar. Galicia te invita a comer pulpo, pero también te invita a apreciar su fuerza de sus aguas atlánticas, su silencio en sus bosques, su magia en sus nubes de colores, su simpleza en sus ríos, su ego en su abundancia, y su capacidad de hacernos desconectar con la rutina urbana. Este fin de semana me dejé llevar por esa búsqueda del equilibrio que menciona mi compi bloguero Ángel aquí. Me dejé sentir y ser sentida por lo que podemos hacer al menos una vez al mes, y recargarnos de lo básico de la vida.

Mi primer encuentro con el Atlántico fue en la Ria del Ribadeo, en donde el viento de sus olas me invadieron y me llevaron a recuerdos de Portugal. La parada a comer fue en Ribadeo, un pueblo con encanto, con ventanas enormes, casas antiguas de colores y vida, destino obligado para los caminantes del Camino a Santiago de Compostela. Y antes de las 3:00pm, antes que la marea cogiera fuerza y nos permitiera verla, llegamos a una de las “playas consideradas más espectaculares del mundo” : Playa de las Catedrales. ¡Que lugar! De nuevo los paisajes portugueses volvieron a mi mente, pero sentir esa magia mirando sus acantilados desde arriba, y hacerme parte de ese momento escuchando su mar y sintiendo su fuerza, no tiene precio…

El cierre de este viaje no pudo haber sido mejor que en medio de un laberinto de árboles y olor a eucalipto para conocer a el Abuelo, el árbol más grande de España. Dicen que si abrazas a un árbol recibirás energía. Para abrazar a El Abuelo se necesitan de 6 personas juntas, pero a mi me bastó con tocarlo y permitirle que me inyectara su buena vibra de años y años…

ARBOL ABUELO

Escuchando a El Abuelo…

Mi regreso a Madrid no podía ser otro más sui-generis que nuevamente con BlaBlaCar, metida en un coche con un gallego militar que me trajo con 140 km y unos cuantos cigarrillos que mi tos superó, un uruguayo de 20 años que recorrió parte de Europa con una cámara fotográfica como ésta, y que me pidió que le dibujara a oscuras lo que quisiera durante nuestro viaje, y Tarsicio, un señor profesor de parapente aquí, que lo recuerdo por habernos invitado a “Vivir la Felicidad de a pedacitos”.

El dibujo que le hice al uruguayo

El dibujo que le hice al uruguayo

¿Conoces Galicia? ¿Has tenido el lujo de conocer Lugo? ¿Te has dejado contagiar de su naturaleza y su buen comer?

…Porque el equilibrio lo podemos conseguir nosotros mismos

al desconectarnos de la rutina,

y dejarnos llevar por lo que nuestro cuerpo nos pide.

Porque siempre hay lugar para regalarnos escapadas

que nos recarguen de energía

con placeres sencillos. 

Porque solo necesitamos un poco de mucho, para ser Felices Porque Sí…

Anuncios

2 pensamientos en “DESCUBRIR LUGO: TODO UN LUJO

  1. Galicia es una región que te enamora. Se come delicioso, se vive bien y es muy económica. Además los gallegos son un amor. Durante cuatro años he tenido la posibilidad de vivir en cualquier parte de España y siempre terminaba eligiendo Galicia. Adoro su mar, que es mucho más bonito que el mar que se ve en el sur (lo siento, es así). Los bosques, la tranquilidad, la buena comida, las tapas gratis, los gallegos y su acento, los días lluviosos y grises, el verde, el azul intenso del cielo, el frío que te hiela los huesos, la bruma, la niebla, sus aldeas, sus pueblos, sus mercados, sus catedrales, sus calles…

    Soy una enamorada de Galicia y he tenido el lujo de conocer Lugo, las catedrales, la muralla, las iglesias y otros lugares maravillosos de esta bella región de España que nunca ha dejado de sorprenderme. Hoy aquí en Tailandia leyéndote, me ha dado una morriña 😀

    • ¡Es verdad querida! Me sorprendió Lugo para bien…, su gente es muy amable, entendía el gallego, y hasta me gustaba que lo hablaran, su comida buenisima y baratisima, su naturaleza…, Aunque hay unas playas en el sur que también tiene su bailao. Pero por ahora disfruta las de Tailandia que seguro si que son muyyy diferentes al Atlántico. Besito guapetona!

Cuéntame! Te gustó?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s