ANA…NANITA…NANA

Desde que arranqué esta locura de blog, siempre la tuve en mi mente. Quería dedicarle un espacio como éste para compartir su historia, sus años, su ternura y su sonrisa en sus 84 años de vida. Quería encontrar el momento preciso para hablar de ella, de su amor sin condición y de su corazón sin memoria. Hoy llegó el día de regalarle un post a quien está viviendo el instante como si fuera su única  realidad. A quien el pasado y el futuro la olvidaron, pero a quien el presente le regala instantes de felicidad. Hoy les presento a mi abuela paterna: Ana, o “Doña Anita” para quienes la queremos aun más.

61 años de matrimonio con Emigdio, su esposo, el único amor de su vida. Se casa después de que mi abuelo le hubiera pedido la mano a su suegro, y haberle dedicado una de sus tantas serenatas: “Unamos los Corazones”, esa misma que aún ella recuerda y canta con amor. 14 hijos, 11 vivos, 2 fuera de Colombia, 30 nietos, y 6 bisnietos, son quienes hacemos parte de lo que Anita construyó en un hogar humilde donde nunca faltó mamá.

El pasado 15 de enero de 2009, su gran y único amor se va de su lado por siempre, y desde entonces Ana Joaquina De Moreno no es la misma. Sus dolores aumentaron, y su enfermedad empezó a aparecer sin avisar. Hace casi 4 años llegó a su vida el Alzheimer, haciéndole perder la memoria de lo que vive ahora, pero recordándole todo lo que vivió hace tantos años.

En la novena de aguinaldos en su residencia

Hace menos de dos meses su nuevo hogar es una residencia de abuelitos en Bogotá, que así como ella, fueron diagnosticados de Alzheimer. 14 vidas con muchas historias por contar, 14 recuerdos que una vez se conocen se hacen difíciles de olvidar. Cada vez que tengo la oportunidad de visitar a mi abuelita (trato de ir una vez a la semana), salgo recargada de amor y ternura, pero sobretodo, de ese esfuerzo diario de ellos, de seguir luchando por vivir. Sonriendo sin saber por qué lo hacen, dando abrazos a quien no conocen, contando historias pasadas como si fuera ayer, sin pensar en que pasará mañana. Sólo les importa vivir el día dando amor a quienes no conocen…ni reconocen, como a sus propios hijos.. como a mi propio padre.

Siempre que voy me pregunta quién soy yo, le pido que me haga trenzas como se las hacía cuando era jovén, y con ternura me acaricia el pelo y me dice que recuerda cuando ella lo tenía asi de largo… Nunca me despido de ella, siempre le digo que voy a comprarle un cono de chocolate (que le encanta), y vuelvo a la siguiente semana, a recibir ese beso que le pido, y de nuevo, sin saber quien soy me lo da con amor.

…Porque teniendo memoria nos amargamos recordando el pasado…, 

porque sólo necesitamos éste presente sin memoria para ser

felices porque si…

Anuncios

4 pensamientos en “ANA…NANITA…NANA

  1. Una emoción muy grande embarga mi corazón… Me encanta leer todo lo tuyo… Hoy que escribiste sobre nuestra gran MAMITA ANITA… veo en ti esos sentimientos tan hermosos de amor y cariño… Más de una lagrima ha corrido por mis mejillas… definitivamente los mas bello que Dios ha creado son nuestras lazos familiares… Madre…Padre… Abuelos, hermanos, cuñados, sobrinos, primos, nietos. Que homenaje tan grandioso para nuestra Madre… gracias de todo corazón, por esas reflexiones que nos llevan cada día a reencontrarnos con nuestras familias.. te quiero mucho… Toda la familia se reunió a la convocatoria de la Abuelita Anita… fue un compartir muy bello… un besooo

Cuéntame! Te gustó?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s